jueves, 6 de septiembre de 2018

Rehabilitación en Tejados y Cubiertas


Las Cubiertas son estructuras de cierre superior, que sirven como cerramientos exteriores, cuya función fundamental es ofrecer protección al edificio contra los agentes climáticos y otros factores, para resguardo, darle intimidad, aislación acústica y térmica, al igual que todos los otros cerramientos verticales. 



La condición principal de una cubierta ha de ser la estanqueidad, y como todos los Cerramientos Exteriores, cumplirá todas aquellas funciones genéricas de protección y aislamiento que se califican como básicas en aquellos. 


De manera que, la cubierta, como unidad de conjunto y cierre superior (por lo general, a veces se extiende lateralmente) debe tener un tratamiento específico de estanqueidad, y como elemento constructivo que lo recibe y apoya.