martes, 8 de septiembre de 2015

Reflexiones sobre la Inspección Técnica de Edificios (ITE)


En los últimos días se ha hablado mucho de este tema a raíz de los derrumbes sucedidos en los distritos madrileños de Tetuán y Carabanchel, ya que dichos edificios habían pasado esta inspección, lo que hace pensar en la idoneidad de la misma.

Este análisis no se puede centrar en las causas del derrumbe, ya que no dispongo de datos fiables para emitir un dictamen sobre las posibles causas, y los datos que aparecen en los medios de comunicación no son a mi modo de parecer lo suficientemente rigurosos como para emitir dicho dictamen.

Para entender, de manera resumida, que es una ITE, se trata de un tipo de mantenimiento legal preventivo, por el cual se somete periódicamente a los edificios a la revisión de una serie de elementos que afectan a la seguridad del inmueble y de las personas que lo habitan. Las ITE vienen reguladas por el Real Decreto-ley 8/2011 de 1 de julio y por las distintas Ordenanzas Municipales, que determinan las condiciones para las inspecciones. Los resultados de la inspección, pueden ser favorables o desfavorables. Cuando la revisión sea desfavorable, deben de realizarse las mejoras que indique el técnico.

Por tanto, el técnico que realiza la inspección se centra en evaluar las condiciones del edificio de manera VISUAL. Todos los técnicos que hablamos de este tema, opinamos de igual manera. Visualmente no se puede profundizar en el estado real del edificio. Por citar un ejemplo, no se puede ver el estado real de los pilares de planta baja en local comercial si estos están revestidos. Claro está, que depende del sistema estructural del edificio. En edificaciones tradicionales, el proceso de deterioro provoca daños en obra secundaria, como tabiques y cerramientos que se fisuran, abombamientos, puertas descuadradas, etc. Lo que permite que el técnico pueda definir claramente dichos síntomas patológicos y detectar el origen del fallo y asesorar a la propiedad en el procedimiento a seguir posteriormente.

Otro punto a tener en cuenta, es la responsabilidad sobre la ITE. En la actualidad no hay jurisprudencia al respecto. Algunos técnicos, recomiendan realizar un reportaje fotográfico del edificio donde se tiene que incluir no sólo lo que está mal, sino sobre todo lo que está bien en el momento de la inspección.

Como norma general, la obligatoriedad de preservar las condiciones de habitabilidad y seguridad del inmueble recae sobre los dueños y no se extingue por haber pasado la ITE, sino que es permanente.

En consecuencia, la ITE, debe de ser más exhaustiva en su análisis, no simplemente manejar una plantilla y herramienta informática, deben de realizarse todas las pruebas complementarias necesarias para emitir un informe con todas las garantías.

Como complemento a esta reflexión, voy a dejar a continuación varios enlaces de páginas de compañeros y un artículo de un conocido periódico nacional que trata sobre el tema de las responsabilidades de las ITE: 


*Fuente de la imagen: estrelladigital.es