lunes, 23 de marzo de 2015

Pasos a la hora de hacer la reforma de nuestra vivienda. Parte II


Paso número tres: Presupuestos.

Para poder pedir este presupuesto tenemos dos alternativas:

A) Solicitar presupuesto por cuenta propia.

Si se anima a contratar por su cuenta, tendrá que contratar cada oficio por separado, por lo que es importante que cada profesional le indique al detalle los trabajos que van a realizar así como la fecha de inicio y finalización.

Hay que recordar que las obras siguen un proceso secuencial, por lo que los pintores no podrán empezar hasta que los albañiles e instaladores hayan terminado su labor.

Puede resultas más barato, pero es mucho más complicado y farragoso, ya que hay que tener experiencia, delimitar muy bien los trabajos de cada profesional y para ello se necesita tiempo y dedicación.



B) Solicitar presupuesto a una empresa de reformas.

La opción más sencilla es que contrate una empresa que realice la totalidad de los trabajos y coordine todos los oficios de la obra.

En primer lugar, debemos solicitar un presupuesto con el máximo detalle, es decir, especificando por partidas tanto la mano de obra como los materiales (que han de quedar lo suficientemente identificados con las referencias del fabricante, unidades, descripción, mano de obra, etc.), solo así se podrá comparar y elegir el que mejor se adapte a nuestras necesidades.

A la hora de solicitar presupuesto, debemos contactar con varias empresas, esto nos dará una amplia selección y opciones a elegir como también diferentes precios, estudiar muy bien los pros y contras de cada presupuesto.


El método para pedir un presupuesto de reformas es sencillo, solamente deben comunicarse con la empresa que hará el trabajo de construcción, luego querrán ir a ver de qué se trata el trabajo, analizar y estudiar todo el trabajo a realizar, la empresa que os de un precio sin ir a ver de qué se trata la reforma ni estudiar personalmente toda el área no es una empresa confiable.

Es recomendable disponer de al menos tres presupuestos para poder tomar una decisión. Al solicitar tres presupuestos podrás disponer de tres precios diferentes, que normalmente suelen ser muy similares entre sí, pero si encontrásemos mucha diferencia entre ellos podríamos plantearnos lo siguiente:

-Que el precio más elevado podría no estar en precio de mercado por motivos diversos que habría que consultar con la empresa que lo realizó.

-Que el precio más bajo no incluya la realización de algunos trabajos o que las calidades sean inferiores a las solicitadas inicialmente.

-Por el contrario nos quedaría un precio intermedio el cual podríamos intuir que puede ser el correcto, no obstante deberíamos de cerrar una reunión con la empresa para que nos explicase el desarrollo de la obra.

Una vez que hemos recibido todos los presupuestos, deberemos de analizar las ofertas por separado y revisando si todo lo solicitado inicialmente está contemplado.

Cuando finalmente nos hemos decidido un presupuesto, deberemos de contactar con la empresa elegida y comunicarle nuestra decisión. Una vez en contacto con ellos es conveniente solicitar la siguiente documentación:

-Solicitar toda la documentación sobre los trabajadores que estén trabajando en la obra (De esta forma, comprobaremos que están dados de alta, que tienen los cursos en prevención de riesgos laborales, etc.)

-Solicitar a la empresa su adhesión al Registro de Empresas Acreditadas (REA), seguro de responsabilidad civil, etc

-Compromiso de finalización de los trabajos.

-Firma del contrato (donde este detalladas las formas de pago) y presupuesto.