Así son las nuevas reformas (Obras más cortas y baratas, que buscan el ahorro energético)

A la hora de renovar nuestro hogar es importante planificar muy bien la reforma que vamos a realizar

Rehabilitación Eficiente de una Vivienda

Reformar nuestra vivienda para que ahorre energía es algo que, a medio y largo plazo, suele

Como abrir un hueco en un muro de carga

Abrir un hueco en un muro de carga, o agrandar uno existente, es una operación habitual durante la

Pasos a la hora de hacer la reforma de nuestra vivienda. Parte III

Una vez que tengamos claro que presupuesto vamos a aceptar, a la hora de adjudicar la reforma a una

CONTACTO

Si desea realizar alguna consulta sobre nuestros servicios o nuestra empresa, póngase en contacto con nosotros a través del e-mail o el teléfono.

jueves, 27 de marzo de 2014

Casas Pasivas


El concepto de casa pasiva radica en una vivienda nueva con una demanda energética mínima y un confort térmico máximo. Este planteamiento sugiere que una casa pasiva no es más que la evolución consecuente de una casa de bajo consumo energético, en la que se suprime el sistema de calefacción activo.

Para llegar a conseguir este mínimo consumo energético, se hace especial hincapié en utilizar elementos de construcción exteriores con fuerte aislamiento térmico, ausencia de puentes térmicos en la construcción, estanqueidad al aire, recuperación del calor del aire exhausto del interior y recuperación del calor solar. Con ello se pretende conseguir que la energía máxima que consume el edificio sea menor a 15 Kwh/m2 año, unas diez veces inferior al consumo medio de una casa convencional.

Para conseguir el perfecto aislamiento es necesario evitar a toda costa los puentes térmicos de la edificación, esto se puede conseguir creando, siempre desde la fase de proyecto, una capa de aislante térmico considerable, así pues, se cubre toda la vivienda sin puntos débiles (puentes térmicos). Mínimo 20 cm para conseguir un coeficiente de transmisión alrededor del 0,1 W/m2K que envuelva la vivienda en su totalidad, con especial cuidado en las soluciones de esquina, y que incluya dentro de su interior la estructura y la totalidad de espacios habitables. De esta manera se consigue una casa protegida, prácticamente hermética al exterior y capaz de mantener la temperatura constante.

En cuanto a la parte más débil de las fachadas y principal puente térmico de la construcción tradicional, las ventanas, es a través de ella por donde se pierde la mayor parte del calor, pero al mismo tiempo, deja entrar la luz del sol que participa en la calefacción de la vivienda. Las casas pasivas, deben contar con ventanas preparadas para que sus carpinterías no supongan un corte en la hermeticidad del edificio y con un sistema de triple cristal que consigue que la transmisión térmica no sea superior al 0,5 W/m2K, en comparación a las ventanas tradicionales donde este valor suele rondar desde los 2 W/m2K en las ventanas de PVC hasta los 5,7 W/m2K de una ventana metálica sin rotura de puente térmico.


El uso de un triple acristalamiento aumenta el confort térmico por su temperatura de superficie cercana al aire interior. Por otra parte, el empleo de ventanas de gran tamaño deja penetrar más calor y luz natural.

La orientación del acristalamiento también es primordial, una ventana situada al sur dispone de un ratio máximo de aprovechamiento de energía y además con la importante autorregulación que supone la dirección del sol. En invierno, que la energía es más necesaria, el sol es más bajo y la transmisión de energía es máxima al ser casi horizontal. En verano la trayectoria del sol es más alta con lo que la transmisión es oblicua y el aprovechamiento menor, evitando un sobrecalentamiento.

Los acristalamientos norte son siempre deficitarios, no presentan un gran aporte de energía solar en relación a las pérdidas que suponen.

Las ventanas este, provocan un sobrecalentamiento inferior a las situadas al oeste, pero ambas orientaciones, también son deficitarias, tienen su máxima captación en el amanecer o el atardecer, por lo tanto no juegan ningún papel en la captación solar en invierno y aportando calor en verano cuando se quiere evitarlo.

En resumen, se deben maximizar las aberturas hacia el sur, ser razonable con las del este y colocar un mínimo al oeste y norte, principios básicos de las casas pasivas.

Otro de los puntos a tener en cuenta es la ventilación mecánica permanente, es importante que la renovación del aire en una casa hermética sea constante, este sistema distribuye aire fresco en los espacios de vida (habitación, salón, oficina) y extrae el aire rancio de los espacios utilitarios (cuartos de baño, cocina, aseos), proporcionando una renovación de aire adecuada a la ocupación de la casa e independiente del clima o el tiempo.


Por lo que una casa pasiva debe ser concebida y construida de manera meticulosa. Con los materiales y técnicas de construcción que existen actualmente es relativamente sencillo conseguir que una edificación cumpla los parámetros de una casa pasiva y poder disponer de un gran confort térmico y una calidad constructiva superior, gracias a un concepto inteligente.

viernes, 14 de marzo de 2014

Derribo del Viaducto de Sabino Arana


Hace unos días finalizaba la demolición del viaducto Sabino Arana, una de las arterias más importantes de acceso al centro de Bilbao. Se ha tratado de una obra delicada que ha supuesto que la ciudad haya ganado un nuevo espacio público de aproximadamente 30.000 metros cuadrados.


La verdad es que este derribo es digno del programa megaconstrucciones, no solo por sus números, el coste total de la obra ha ascendido a 2.785.000 €, sino por la maquinaría que se ha empleado, se ha utilizado la segunda mayor grúa móvil del mundo.


Para la retirada de los tableros se ha utilizado dicha grúa, una Liebher LR 11350 que llegó a levantar 722 toneladas a 17 metros del suelo y que, por primera vez, ha actuado en un entorno urbano habitado.

En total, todos los tramos retirados suman 1.324 metros lineales y 23.850 metros cuadrados. El tablero más pesado fue de1.200 toneladas y hubo que partirlo en dos para facilitar el trabajo de la grúa.

Todo el material procedente del derribo, se ha reutilizado. Se ha procedido a la separación de los elementos metálicos, aceros, aglomerado, pantallas acústicas y hormigón. Este último se ha introducido como relleno en los cajones del dique de cruceros de Getxo, mientras que otra parte se ha destinado a diferentes explanadas en varios puntos de la ciudad.

Si te ha gustado el primer vídeo, a continuación podrás ver una versión más completa.





miércoles, 12 de marzo de 2014

Principales cambios en la actualización del documento básico DB-HE “Ahorro de Energía”



Mañana 13 de marzo entra en vigor el Documento Básico DB-HE “Ahorro de Energía”, del Código Técnico de la Edificación, de aplicación obligatoria para las obras de nueva construcción y para las intervenciones en edificios existentes para las que se solicite licencia de obra municipal. Desde septiembre hasta ahora, la aplicación de la norma era voluntaria.

En el que se introducen importantes modificaciones, como son la aparición de una nueva sección "HE-0 Limitación del consumo energético", una nueva redacción del "HE-1 Limitación de la demanda energética", y cambios importantes en la sección “H3: Instalaciones de iluminación”.

HE-0 Limitación del consumo energético

Esta es la novedad más importante que nos encontramos en el nuevo DB-HE. Una nueva sección que trata precisamente de limitar el consumo energético de los edificios de cara a acercarse hacia el objetivo de consumo casi nulo. Este límite se determina en función de su ubicación y su uso.

Para viviendas el documento utiliza una fórmula para calcular el consumo máximo de energía primaria no renovable de los servicios de calefacción, refrigeración y ACS en conjunto. En una vivienda unifamiliar de 140 m² habitables en La Bañeza (zona E), por ejemplo, no podremos pasar de  98,57 kWh/m²·año.

En cambio en edificios de otros usos, es decir no residenciales, que sean nuevos o ampliados obliga a que deban tener una eficiencia igual o superior a la clase B, hasta ahora se permitía hasta una D.

HE-1 Limitación de la demanda energética

La nueva redacción de la sección HE1 nos trae una nueva exigencia. No sólo tenemos que garantizar unos niveles de aislamiento que cumplan unos valores límite de transmitancia sino que la demanda total del edificio tiene que estar por debajo de unos valores. Para el ejemplo de la vivienda unifamiliar anterior en La Bañeza, la demanda de calefacción debe estar por debajo de 61,43 kWh/m²·año y la de refrigeración por debajo de 15 kWh/m²·año.

Los límites de  transmitancia máxima de la envolvente del edificio se hacen más exigentes en todas las zonas climáticas, sobre todo en las más severas. En la zona E, por ejemplo, necesitaremos para empezar a diseñar 8 cm de aislamiento en fachadas y 9 en cubiertas. Si tenemos puentes térmicos tendremos que aumentar estos espesores bastante.

Se aumenta la exigencia de aislamiento entre viviendas y las mismas con los espacios comunes. Ya no se exige una U=1,2 W/m²·K si no que se establece un valor máximo en función de la zona climática de invierno.

Han incluido un nuevo apéndice E para viviendas, donde nos dan unos valores orientativos de las transmitacias térmicas que deberían bastar para cumplir con las nuevas exigencias.  Especial importancia en este punto, ya que para la zona de La Bañeza tenemos que utilizar 14 cm de aislamiento en fachadas, 18 cm de aislamiento en cubiertas.

HE-3 Eficiencia energética de las instalaciones de iluminación

Los cambios en este apartado persiguen una mayor eficiencia, pero van a implicar un aumento sensible de la inversión inicial en las nuevas instalaciones. Además, ahora se exigirá cumplir esta sección a cualquier instalación de iluminación que se renueve en un edificio existente por pequeña que sea.

Cambian los valores límite de eficiencia energética de la instalación (VEEI) y desaparece la clasificación en zonas de representación y de no representación.

Otro cambio es que nos obliga a realizar una nueva justificación en cuanto a la limitación de la potencia instalada por metro cuadrado destinada a iluminación del edificio. Para ello nos inserta una tabla de valores límite en función del uso del mismo.

Por otro lado nos obliga a añadir al documento de justificación o memoria justificativa  de la potencia total, superficie total iluminada y W/m² totales del edificio.

 HE-4 Contribución solar mínima de agua caliente sanitaria

En este apartado no se han realizado grandes cambios, se simplifican las tablas de contribución solar mínima anual exigida para cubrir las necesidades de ACS, lo cual conlleva cambios en valores, ya que además y entre otras modificaciones se elimina también la tabla en caso de uso Efecto Joule y reduce los intervalos de Demanda total de ACS del edificio (l/d), quedando únicamente tres franjas: (50 – 5.000), (5.000 – 10.000) y (>10.000).

HE-5 Contribución fotovoltaica mínima de energía eléctrica

Tampoco hay grandes cambios en este apartado, se ha modificado la cuantificación de la exigencia del punto 2.2.1 a un valor fijo igual a 5 y se ha definido un mecanismo de cálculo estimado para obtener la energía en KWh tabulado a partir de la potencia en función de la zona climática.



En conclusión, las modificaciones de este documento son muy acertadas y van en la dirección del mínimo consumo energético en las viviendas, la pena, es que según se encuentra el sector de la  construcción en nuestro país, la aplicación de este documento no tendrá la repercusión que todos desearíamos.